Investigadores están desarrollando propulsores iónicos para nanosatélites del tamaño de un smartphone

Debido a que los nanosatélites suelen ser lanzados desde un cohete más grande, no siempre acaban donde más se necesitan y en este momento no tienen su propio sistema de propulsión. Estos propulsores se auto-reparan y utilizan ferrofluídos, que es un líquido magnético, para producir propulsión.
Más aquí!
Fotografía vía L. Brad King.

ionthruster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: