El hambre afecta a la toma de decisiones y la percepción de riesgo

Un nuevo estudio sugiere que el hambre no sólo afecta al estado de ánimo, sino también a la habilidad de tomar decisiones y a la inclinación a asumir riesgos.
Las moscas de la fruta típicamente se van volando de los sitios en los que los niveles de dióxido de carbono son elevados, aunque la presencia o ausencia de comida juega un papel mayor en su progreso de toma de decisiones.
Las moscas hambrientas estaban más dispuestas a ponerse en situaciones desfavorables cuando olían la comida en comparación a cuando ésta no estaba presente.
Cuando los científicos inutilizaron la vía nerviosa para la sensación de hambre, todas las moscas evitaron la situación peligrosa con independencia de lo hambrientas que en realidad estuvieran.
Ilona Grunwald-Kadow, la encargada del estudio, explica: “Si la mosca está hambrienta, no dependerá más de la vía directa sino que utilizará los centros cerebrales para estimar las señales internas y externas y alcanzar una decisión equilibrada. Es fascinante ver el alcance al que los procesos metabólicos y el hambre afectan a los sistemas de procesamiento en el cerebro.
Más por aquí!

hungrydecision

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: